Sanidad: la hora de buscar respuestas

No cabe duda que desde hace unos años el sector de la salud está sufriendo las acometidas que el vertiginoso cambio ofrecido por las tecnologías está sacudiendo nuestra sociedad. También es cierto que es uno de los sectores con mayores dificultades en la aplicación de estos avances tecnológicos debido a múltiples factores, algunos de ellos propios de la idiosincrasia de los servicios que realiza y otros debido a características organizativas, y de usos y costumbres.

Para cualquier persona con interés alrededor de cómo está evolucionando la tecnológica parece evidente que existe un ambiente de saturación de las llamadas “nuevas tecnologías”, incluso una cierta burbuja provocada por los ecos de mensajes disruptores. En cambio la llamada “salud digital” sigue intentando romper con los convencionalismos a base de iniciativas individuales que muchas veces no han encontrado la receptividad en los proveedores de salud por múltiples problemas. Pero parece que está llegando el momento en que esas acciones aisladas se unen y muestran la fuerza de un sector digital que ya no tiene vuelta atrás.

Estos días hemos visto eventos como Healthio donde se han congregado instituciones sanitarias, organizaciones de salud, empresas tecnológicas, pacientes, profesionales sanitarios y prácticamente todo el que tiene alguna relación con el sector, mostrando no sólo sus avances tecnológicos, sino también su forma de ponerlos en marcha y compartiendo sus experiencias. Una visita a la reunión hacía casi palpable la sensación de la existencia de un ecosistema, ese ecosistema del que hemos hablado tanto y que parecía una entidad abstracta y que echábamos de menos. Un componte esencial para crecer, influir y obtener los resultados prometidos.

De igual forma a nivel europeo se pudo comprobar en Health 2.0 Europe (evento que compartía localización con Healthio) la existencia de un fuerte hilo de comunicación e intercambio de iniciativas, en este caso con una clara orientación hacia el impulso a pymes y startups de alto cariz innovador.

Y en ambos casos se pudieron comprobar la existencia de proyectos de realidad virtual, inteligencia artificial, Internet de las cosas, Big Data, movilidad… en fin, de todas esas tecnologías que están llamadas a transformar el sector.

HealthioHealth20Eu

Evidentemente la pregunta es ¿cómo todas esas iniciativas pueden entrar a formar parte de los servicios sanitarios de forma habitual? Al fin y al cabo son las organizaciones sanitarias las primeras que deben aplicarlas y las que tienen los medios para que sean usadas en la mejora de los servicios sanitarios y finalmente en los resultados en salud para los ciudadanos.

Y la respuesta ahora mismo no existe. Durante mucho tiempo han sido las compañías tecnológicas o los (intra)innovadores, los que al mismo tiempo que ofrecían sus soluciones buscaban los mecanismos para aplicarlas. En mi opinión creo que deben ser las organizaciones sanitarias, las instituciones públicas nacionales y europeas las que la respondan. Ha pasado ya el tiempo en que estas entidades se refugiaban en la ausencia de evidencia científica, en la imposibilidad de escalar las soluciones, en la precisión de la tecnología, etc. Ahora eso ya no basta. Comenzando por las instituciones públicas se debe responder a ese ecosistema que existe y que cada día está más presente y es más grande, qué caminos deben recorrer para colaborar y formar parte de los servicios sanitarios que se ofrecen a todos los ciudadanos. Políticos, estrategas, gestores, profesionales sanitarios, científicos, académicos… pónganse de acuerdo y respondan.

Y si buscando respuestas se llega a la conclusión de que es necesario (en parte, o totalmente) un cambio en los modelos organizativos, de prestación de servicios, de evaluación de resultados, etc. trabájese para que se produzca.

El ecosistema, del que también forman parte los nuevos jugadores en el ámbito sanitario, no parece tener intención de dejar de insistir, al contrario. Y es muy posible que en futuro cercano tengan a su lado a los ciudadanos que ven cómo en otros sectores la tecnología les ayuda día a día  y se pregunten… ¿y en la sanidad, qué?

Anuncios

Índice SEIS 2015 – Resumen

Fiel a su cita anual se ha publicado el Índice SEIS 2015 (Sociedad Española de Información de la Salud) con la información obtenida en la encuesta dirigida a los responsables TIC de los Servicios de Salud de las Comunidades Autónomas.
Los datos vuelven a informar sobre presupuestos, puestos de trabajo, gastos en TIC, proyectos tecnológicos y tendencias.

El presupuesto global sanitario público de las 17 comunidades autónomas en 2015 se incrementó en un 2% respecto al año anterior llegando a los 52.909 millones de euros, mientras que la parte correspondiente a las Tecnologías de Información y Comunicaciones descendió hasta el 1,26% presupuestado. Lo cual, para que nos entendamos, significa 14,32€ al año por persona protegida.

pto TIC 2015

A esta cantidad hay que añadir la inversión TIC del MSSSI y de RED.ES al SNS llegando a un total de 724 millones de euros.

El desglose final de gastos TIC mantiene una tendencia de aumentar el gasto en plataforma tecnológica más que en sistemas de información con un gran aumento en seguridad de los S.I.

Respecto a los proyectos tecnológicos significativos, las historias clínicas electrónicas integradas o compartidas entre primaria y especializada (todas las autonomías excepto una habrán finalizado sus proyectos de integración en 2016) siguen su crecimiento llegando a los 48 millones, mientras que se produce un acusado descenso (33%) del almacenamiento dedicado a las imágenes médicas.

Por su parte la receta electrónica está implantada en alrededor del 90% de centros de salud y oficinas de farmacia, quedando pendiente la inclusión de los médicos de atención especializada los cuales no utilizan este sistema en la mitad de las comunidades autónomas.

Y respecto a tendencias en proyectos prioritarios durante 2015 la encuesta ha añadido la regulación de flujos asistenciales (agendas, listas de espera, etc.) y la integración primaria, especializada y procesos comunes.

Atlas of eHealth (WHO)

La OMS ha publicado su tercera encuesta (2015) sobre el uso y cobertura a nivel mundial de la eHealth. Establece unos apartados para su ordenación como son; las bases para crear la salud electrónica (políticas, estrategias, financiación, etc.), el entorno legislativo, la telesalud, la historia clínica electrónica, eLearning, salud móvil, social media y big data.

Spain OMS

Y hay que decir que como todos creemos saber, aunque no haya datos medibles al respecto, quedamos muy bien en la foto (no esperéis puestos porque no hay puntuaciones). Aunque algunas respuestas positivas que ofrecemos como país puedan ser muy matizables.

Resumiendo, para ser un país que no tiene ni política ni estrategia a nivel nacional en eHealth ni en telehealth hacemos muchas cosas. Típica improvisación española.

Vamos a la cabeza en todos los apartados referentes a historia clínica y en programas de telemedicina. Pero no hemos empezado las estrategias sobre el big data sanitario ni el social media.

Enlace donde acceder a los documentos.

Prescripción e Historia Clínica

Plan estratégico farmacia  2014 - 2016. Recetas médicas

Plan estratégico farmacia 2014 – 2016. Recetas médicas

Servicio Madrileño de Salud – D.G. de Gestión Económica y de Compras de Productos Sanitarios y Farmacéuticos. Comunidad de Madrid. Fuente: Acta Sanitaria (PDF)

Reflexiones europeas sobre mSalud

El pasado año 2014 la UE presentó el libro verde de la mHealth “Green Paper on mobile Health (“mHealth”)”  que se acompaña con un marco legal sobre las aplicaciones móviles de estilo de vida y bienestar.

Paralelamente la UE lanzó una consulta pública de colaboración a las organizaciones de consumidores y de pacientes, los profesionales de la salud y organizaciones sanitarias, las autoridades públicas, los desarrolladores de aplicaciones, los prestadores de servicios de telecomunicaciones, los fabricantes de dispositivos móviles, los particulares y todas las partes interesadas, para encontrar vías para mejorar la salud y el bienestar de los ciudadanos europeos mediante la mSalud.

Hace un mes se publicaron los resultados y aquí acompaño un resumen de los puntos más interesantes desde el punto de vista tecnológico.

Sigue leyendo