Startups y el nuevo ecosistema de salud

Después de las anteriores entregas sobre las empresas unicornio y las aceleradoras finalmente le llega el turno a las sufridas startups que con su esfuerzo diario intentan conseguir un éxito, un reconocimiento o “simplemente” monetizar su idea.

No voy a aportar aquí recetas de éxito, sobre todo porque la red está inundada de ellas, y siempre hay alguien que ha creado una fórmula científica o un porcentaje de ingredientes de éxito (el momento, el equipo, la idea, el modelo de negocio, la financiación…) como si fuera una receta… culinaria.

Estos consejos vendrían a compensar la espiral de malas noticias que había leído. Por ejemplo, que entre el 80% y el 90% de las startups no alcanzan sus objetivos, o que sólo 1 de cada 12 tienen finalmente éxito, o que el 98% fracasan antes de los 5 años.

healthtech1

Health Technology Market Overview 2016 by VentureScanner

Y no es este año precisamente el más optimista para los inversores en general, ya que según informe del VentureSource del Down Jones: “Funding for U.S. startups fell 25% from the fourth quarter.

Así que con este panorama, inevitablemente me llamó la atención el titular del artículo de David Chase “Por qué el 98% de las startups de salud son zombies y qué pueden hacer para evitarlo

Según Dave Chase el problema no es que los productos o soluciones que diseñan las compañías tengan poca calidad tecnológica, el problema radica en que se carece de un modelo de negocio creativo y muchas veces incluso de una estrategia inteligente para llegar al mercado. Y esto sucede, curiosamente, incluso cuando se pretende lanzar nuevas empresas desde dentro de organizaciones ya asentadas.

Según Chase hay dos escenarios que se repiten en estas startups:

  • El equipo tiene unos estupendos técnicos que no conocen la idiosincrasia de la asistencia sanitaria, aunque sí sepan que el modelo de atención médica es horrible.
  • El equipo tiene una dirección de expertos en salud que no entienden los nuevos modelos de internet en relación a cómo construir software o como captar clientes, teniendo en mente el antiguo servicio por licenciamiento utilizado hace más de una década.

A estas compañías, les aconseja:

Buscar una estrategia de penetración al mercado inteligente. Ejemplo: hay  compañías que en vez de pensar en el sistema de salud como su cliente piensa en él como socio natural para la distribución de su software o de su servicio. El sistema de salud reconoce un socio cuando le ayuda en la creación de valor; O bien en resultados de salud, o en disminución de costes, o en una mejora para el paciente, o en una mejora para el profesional médico.

Naturalmente esto requiere un modelo de negocio que no es una venta de licencias de software estándar y la diferencia entre pensar en el hospital como un socio en vez de como un cliente es básica.

La forma más barata de obtener capital es realizando ingresos, luego… tener clientes desde el principio es imprescindible y hay que advertir que comenzar vendiendo únicamente a los sistemas de salud es una misión suicida. Al igual que las organizaciones sanitarias deben cambiar su modelo de pago por servicio a pago por valor, las startups deben alinear su modelo hacia los “drivers” del negocio de sus clientes, y las compañías que no aporten valor añadido quedarán fuera de juego.

Aunque todavía estamos lejos del cambio al modelo de pago por valor. En USA un mercado muy favorable a este cambio, actualmente ya el 20% de los gastos sanitarios tienen su origen en este modelo.

La consecuencia de todos estos cambios es que nos encontramos en un nuevo ecosistema de la salud que implica un nuevo modelo de prestaciones sanitarias que pone en tela de juicio las inversiones en salud que actualmente se están realizando.

Y este nuevo ecosistema afecta a la ciencia médica, a la participación de los individuos, a los roles, a las interrelaciones, a la educación… y todo gracias a (o por culpa de) las tecnología, los datos, la nueva economía. O eso al menos dicen en HealthRosetta.org

Continuará…

Anuncios

Farmacia y salud digital

Esta semana se celebra Infarma 2016 el Salón de Medicamentos y Parafarmacia que incluye el Encuentro Europeo de Farmacia donde se tratarán los principales temas de interés para la farmacia comunitaria. Enlazando con la actualidad de este evento, el pasado mes de febrero la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC) presentó el documento “15 retos para el presente y el futuro de la farmacia comunitaria” donde se reflexiona “sobre los distintos aspectos que condicionarán el desarrollo profesional, asistencial y científico de la farmacia comunitaria en los próximos años”

Entrando de lleno en el documento y centrándonos en el reto llamado “El rol del farmacéutico comunitario en las nuevas tecnologías: receta electrónica, información clínica necesaria…” se argumenta cómo el paso de la Edad Industrial a la Era de la Información obliga a entender la influencia que tiene la tecnología en el modo de vida actual.

En el ámbito de la administración pública su inadecuado funcionamiento como e-administración no parece tanto un problema de ineficiencia tecnológica (recalca el artículo) si no el reflejo de una incomprensión en cómo transformar el marco de relación con el ciudadano.

PharmacyFlowMedical

Por lo tanto es el momento para que la farmacia comunitaria se enfrente a los retos en el ámbito de las nuevas tecnologías de información que según la SEFAC van encaminados en tres vertientes:

  • Mejorar el uso racional del medicamento con las sugerencias sobre la e-receta que publicaron hace una año y que en esta entrada del blog puedes consultar.
  • Potenciar los servicios profesionales farmacéuticos (SPF) de salud pública. Servicios que se apoyan en la tecnología para realizar cribados, seguimiento de pacientes (cesación tabáquica, hipertensión arterial, EPOC, etc.). En la actualidad existen múltiples soluciones, situación propia de un mercado emergente al cual finalmente se deben incorporar proyectos maduros que (según el documento) se apoyen en tres elementos:
    • Integración de servicios: Se necesitarán plataformas que integren servicios e información para facilitar al farmacéutico el conocimiento del paciente en su conjunto, tanto desde el punto de vista de las necesidades concretas del servicio como del buen uso de los medicamentos.
    • Gestión económica: Las plataformas deberán contar con una gestión económica de los servicios realizados tanto hacia el cliente / paciente como a la posible concertación de servicios con entidades públicas o privadas.
    • Generación de conocimiento: Los datos recogidos por los farmacéuticos comunitarios pueden servir, debidamente anonimizados y protegidos, para alimentar proyectos de investigación sanitaria sobre los problemas de salud de los españoles.
  • Y finalmente la tercera vertiente, la alianza terapéutica con el paciente: Si algo está aportando la salud ubicua (uhealth) a la situación actual de la sanidad es la toma de conciencia de nuevos escenarios de relación con el paciente, en el que la comunicación será uno de los ejes sobre los que giren la provisión de servicios por parte de los profesionales. Si a esto se añade la problemática de la cronicidad y el envejecimiento de la población parece que la conjunción de comunicación digital y la farmacia como agente más cercano al paciente podría dar lugar a una fructífera alianza terapéutica.

No sería aventurar demasiado el pensar en una comunicación farmacia / paciente con servicios de formación, consejos, recordatorios, seguimiento, etc. Ejemplos en España parece que veremos dentro de poco tiempo (Cofares presenta Global Pharma y Destino Salud).

Mientras que en USA existen movimientos muy atrevidos que están por saber si funcionarán:

Y otros que ya sabemos que no han tenido el éxito deseado:

  • Kioskos de HealthSpot en farmacias Rite Aid

Los proveedores de salud y la movilidad

El uso de aplicaciones de salud ha crecido rápidamente en los últimos años y a más de la mitad de los usuarios les gustaría tener la posibilidad de interactuar con servicios de salud usando sus teléfonos móviles.

Según el informe de Accenture Consulting: Losing patience: Why hospitals must revive their digital health strategieslos pacientes piensan que sus proveedores de salud tienen aplicaciones que no cumplen con sus necesidades y están utilizando otras apps de salud que les facilitan los servicios que ellos demandan. El informe es claro respecto a la repercusión de las aplicaciones móviles creadas por los hospitales en USA, ya que sólo alcanzan al 2% de sus pacientes. Tener una app no es suficiente y menos aún si estas aplicaciones tienen graves deficiencias: mala experiencia de usuario y pobres funcionalidades. Estas condiciones son un perfecto caldo de cultivo para las apps que está en el mercado y que triunfan por estar alineadas con las necesidades del paciente. 

Captura de pantalla 2016-01-25 a las 17.07.13

Necesidades que según el informe son principalmente tres: acceso a la historia clínica electrónica, gestión del servicio (citas principalmente) y gestión de la medicación (prescripción, recordatorios y adherencia). La recompensa de estos pacientes al encontrarse con buenos servicios de movilidad queda clara al aumentar su satisfacción, factor muy importante sobre todo en un competitivo mercado privado. Hasta un 7% de los clientes cambian de proveedor de salud por mala experiencia, un porcentaje similar a cualquier otro servicio de consumo como alojamientos, telecomunicaciones, etc.

Ante esto los servicios de salud deben crear unas estrategias globales de servicios al paciente, teniendo en cuenta que el e-paciente está comenzando a gestionar su propio cuidado y desea una atención mucho más individualizada. En este marco los proveedores deben crear una mejor experiencia en sus aplicaciones, siendo aconsejable la colaboración mediante acuerdos con compañías de salud digital que realicen proyectos o servicios disruptores.

Información complementaria:

¿Deben tener fecha los proyectos de eSalud?

Replantear las relaciones proveedor – cliente y acometer desarrollos de forma conjunta

Hablando de eSalud

Leíamos recientemente en el blog de Javier Garzas un interesante artículo sobre la posibilidad de trabajar en proyectos de desarrollo de software con un presupuesto en lugar de con una estimación de tiempo y coste y eso nos hizo reflexionar sobre el desarrollo de aplicaciones en el entorno sanitario.

Los proyectos de aplicaciones para el mundo de la salud no son distintos a los del resto de sectores. Bien sea con productos comerciales o aplicaciones construidas a medida (ya comentamos este tema con anterioridad) y a partir de unas especificaciones iniciales se realiza una estimación de esfuerzo y a partir del mismo se elabora una oferta económica. Esta es la forma en la que se han venido planificando y ejecutando los proyectos hasta la fecha.

Sin embargo todos somos conscientes de los problemas que se producen en los proyectos: especificaciones erróneas o incompletas, funcionalidades mal construidas o mal…

Ver la entrada original 1.429 palabras más