Estrategias para impulsar la salud digital

¿Cómo favorecer la irrupción de la salud digital?

Un informe de The Commonwealth Fund intenta responder a esta pregunta desde la perspectiva de definir cuáles son las actuales barreras de la tecnología de la salud y cuáles son sus recomendaciones para sobrepasarlas.

El informe “Taking digital health to the next level. Promoting technologies that empower consumer and drive health system transformation” hace especial mención a la participación del “consumidor” de salud y se basa en opiniones y experiencias de expertos e innovadores.

Improving health, improving care experiencies, reducing cost of  care http://www.commonwealthfund.org/

Improving health, improving care experiencies, reducing cost of care
http://www.commonwealthfund.org/

Acompaño un resumen de su estrategias, interpretando sus recomendaciones.

  • Definir en qué se debe aplicar la tecnología centrándose en problemas existentes.

La proliferación de tecnologías digitales no significa que todas vayan a aplicarse ni que todas tengan éxito, muchas no se desarrollarán porque no entienden cual es el problema que pretenden resolver. Hay que ser práctico y definir qué oportunidades existen y cómo se aplicarán las tecnologías, sobre todo acciones sobre la reducción de costes de atención, la mejora de la atención al paciente y su calidad de vida.

Las organizaciones sanitarias deberían procurar un consenso sobre estas necesidades.

  • Evitar la separación entre los diferentes actores de la salud digital.

Hay que acercar a los pacientes y profesionales médicos a los tecnólogos, empresarios, responsables sanitarios e inversores, mediante fórmulas de colaboración para evitar que aquellas personas que apoyan la tecnología puedan crear una insalvable incomunicación con los que son más escépticos a ella.

La finalidad es que en cualquier proyecto tecnológico sanitario se incluya a usuarios, expertos en tecnología y profesionales médicos con experiencia en la problemática a resolver.

  • Crear bancos de pruebas en los centros asistenciales para validar el impacto de las innovaciones.

Es imprescindible valorar los resultados en términos de calidad y resultados clínicos, tanto para los profesionales médicos como para los pacientes o usuarios. En estos entornos integrados de trabajo se debería desarrollar y refinar las herramientas tecnológicas mediante pruebas concepto que les permita a los desarrolladores ir más allá de crear funcionalidades, determinando si estas herramientas que construyen pueden fomentar un cambio o corrección del problema a tratar.

  • Diseñar las nuevas tecnologías centrándose en el paciente o el usuario.

Si queremos involucrar al paciente en su salud debemos construir soluciones  que encajen en la rutina diaria de las personas y le ofrezcan un valor tangible. Hay que tener cuidado con aquellas personas que pueden no querer utilizar las TIC (apps, portales, redes sociales) por temores de privacidad, analfabetismo digital o simplemente porque estas herramientas no satisfacen sus necesidades.

Puede ser importante utilizar redes o asociaciones de pacientes como canal de intercambio de información con el fin de mejorar la comprensión de las necesidades y poder acometer proyectos de gran calado pero comenzando con algo pequeño y de forma rápida.

  • Evitar las barreras de implementación de los sistemas a gran escala

¿Cómo se consigue pasar de un proyecto piloto o una prueba concepto a un proyecto consolidado e interoperable?

Demostrando que con estas nuevas tecnologías se es más eficaz, poniendo de nuestro lado a las direcciones ejecutivas, explicando el valor de las tecnologías para cada uno de los participantes en los servicios de salud, utilizando modelos de financiación basados en éxito.

El informe concluye  afirmando que  aunque las tecnologías de la salud digital pueden actuar como palanca de cambio en el sistema de salud, es muy probable que ninguna tecnología por si sola pueda tener un impacto significativo en la calidad de la atención y su reducción de coste.

Lo más probable es que el cambio provenga de una confluencia de enfoques para una mejor comunicación, coordinación, asistencia y calidad. Es fundamental que todos los actores de la salud digital centren sus esfuerzos en las áreas de mayor oportunidad. Y el papel clave lo tienen los “consumidores” de la tecnología que en otros sectores (comercio, turismo…) ya dominan el mercado.

Siempre ha sucedido y en el caso de la salud no tiene por qué ser diferente que la tecnología ha dado mejores resultados cuando la habilidad y creatividad de los usuarios y las empresas han hecho uso de ella.

Anuncios

6 pensamientos en “Estrategias para impulsar la salud digital

  1. Nuevamente felicidades, me ha gustado tu POST, entre otras cosas porque todo esto que explicas es exactamente el camino que vamos a seguir desde el hospital en que trabajo… En mi próximo POST de este mes hablaré de un proyecto de mHealth, Salud Móvil, que estamos empezando y donde el marco y las directrices para su desarrollo son las que explicas aquí y en el otro post que leí!
    German

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s